Impuesto a la riqueza en la legislación comparada

ANTECEDENTES Y ALCANCE DEL INFORME.

El presente boletín informativo se circunscribe a revisar de manera general la regulación del “impuesto a la riqueza” en algunos países, especialmente de latinoamérica.

¿QUÉ ES EL IMPUESTO AL PATRIMONIO O A LA RIQUEZA?

Es un impuesto que se aplica individualmente, no sobre los ingresos o transacciones, sino sobre el patrimonio personal de las personas físicas o jurídicas, y se calcula basándose en el valor de todos los bienes del sujeto pasivo.

DOCUMENTOS CONSULTADOS:

Información extraída del internet:
https://www.bbc.com/mundo/noticias51099710#:~:text=En%20Am%C3%A9rica%20Latina%20hay%20tres,los%20activos%20m enos%20las%20deudas.
https://boliviaverifica.bo/es-cierto-que-en-venezuela-se-bajo-el-iva-y-se-anuncio-unimpuesto-a-la-riqueza-que-no-se-concreto/ https://www.efe.com/efe/america/economia/la-constituyente-chavista-aprueba-un-impuestoa-los-grandes-patrimonios-en-venezuela/20000011-4014612
Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela:
https://www.ghm.com.ve/wpcontent/uploads/2019/08/41696.pdf
https://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2006/07/15/AR2006071501010.html https://esacademic.com/dic.nsf/eswiki/604539
https://www.pwcimpuestosenlinea.co/Repositorio%20PwC/PDF/PwC/PwC%20Global/P WC-080218-18.pdf

DESARROLLO

El presente informe se circunscribe a realizar un resumen de la aplicación del “Impuesto a la Riqueza” en algunos países:
El Impuesto a la Riqueza, que grava el patrimonio personal de las personas naturales o jurídicas, se da hoy escasamente en el mundo. Se exige actualmente a nivel de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico en 6 de sus 35 miembros (España, Francia, Italia, Luxemburgo, Noruega y Suiza), y a nivel Latinoamérica, en 4 de 24 (Argentina, Colombia, Uruguay y Guyana). Además, aunque con más de 100 años de antigüedad, tampoco ha mantenido una presencia regular en casi ningún país. Por otro lado, las recaudaciones por IRI (Impuesto a la riqueza neta) son muy poco significativas. El único país que tiene cifras algo más significativas es Suiza (1% del PIB en 2015). Normalmente el contribuyente es la persona física que es gravada en su país de residencia por su patrimonio neto mundial. Las exclusiones/exenciones en el Impuesto producen fuertes distorsiones al mismo. Las exclusiones/ exenciones objetivas aparecen en todos los ámbitos, siendo las más frecuentes las de la vivienda habitual, activos financieros públicos, participaciones en sociedades, ciertos elementos de ahorro previsional o el ajuar doméstico. El “mínimo no imponible” opera como una exclusión/exención. El mismo es muy variable y no existe un criterio consistente ni racional entre los países. Las tasas son siempre moderadas. El nivel más elevado se alcanza en España con la máxima de 2,5% a partir de un patrimonio de 12,2 millones de USD, pero todos los demás países se sitúan en tasas al menos un 40% inferiores. De modo que la tasa máxima en los restantes países no sobrepasa el 1,5%. Además, no hay una pauta clara en cuanto a la configuración de la tarifa, y algunos países eligen tasas únicas frente a otros que prefieren una escala progresiva.
Con relación a los argumentos a favor de la aplicación de este tipo de impuesto, para la esacademic.com existen cuatro argumentos a favor del impuesto: hace más justo el sistema fiscal, aumenta los ingresos del Estado, puede estimular el crecimiento económico y podría tener efectos sociales positivos al reducir la desigualdad. Por lo que respecta a la justicia del sistema, en general se piensa que los impuestos que paga un ciudadano deben tener relación con su capacidad de pagarlos y el valor de sus propiedades suele reflejar su estatus socioeconómico. A favor del impuesto está también la idea de que el patrimonio neto de una persona es también una buena medida del grado en que se ha beneficiado de la infraestructura económica promovida y alimentada por las instituciones, que sustentan todos los contribuyentes. Por ejemplo, se puede afirmar que un rico inversionista o dueño de un negocio se ha beneficiado más que un ciudadano medio de la educación pública (tiene trabajadores cualificados), carreteras (para trasladar sus mercancías), pensiones y otros salarios sociales (para que haya capacidad de consumir sus productos), un poder judicial (que hace cumplir los acuerdos comerciales), la regulación financiera, los subsidios gubernamentales y rescates de empresas, etc.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Con relación a los argumentos en contra de la aplicación de este tipo de impuesto, en un artículo de Molly Moore para The Washington Post titulado "Old Money, New Money Flee France and Its Wealth Tax" se aducen los siguientes daños presumiblemente causados por el impuesto al Patrimonio en Francia: fuga de capitales, fuga de cerebros, pérdida de empleos y, finalmente, una menor recaudación de impuestos. En dicho artículo se cita a Eric Pichet, el cual estima que los ingresos por este gravámen son de 2.600 millones al año, pero le cuestan a Francia más de 125000 millones de dólares en fuga de capitales desde 1998.
Las principales objeciones al impuesto al patrimonio son: la valoración de activos líquidos como inmuebles, negocios privados, antigüedades, etc. puede ser arbitraria, las fluctuaciones de la riqueza en el tiempo, la posibilidad de que los gobiernos usen la inflación como medio para aumentar la recaudación de impuestos y, finalmente, los contribuyentes de edad avanzada con ingresos menores a sus activos que no generan renta se enfrentan a la imposibilidad de pagar sus impuestos sin liquidar activos.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
https://www.pwcimpuestosenlinea.co/Repositorio%20PwC/PDF/PwC/PwC%20Global/PWC-080218-18.pdf

CONCEPTUALIZACIÓN Y APLICACIÓN EN DISTINTOS PAÍSES.-


LATINOAMÉRICA
Uruguay.-

Se denomina Impuesto al Patrimonio (IPAT). Grava el Patrimonio neto de personas naturales y jurídicas localizadas en Uruguay. Incluye activos como dinero en efectivo, metales preciosos, créditos a favor del contribuyente, vehículos, inmuebles, casa habitación y muebles.
Las personas físicas y núcleos familiares residentes en Uruguay la alícuota es del 0,4% al 0,7%. Para las personas físicas no residentes la alícuota va del 0,7% al 1,5%.
Los bienes que están exentos son: activos en el exterior, áreas forestadas con determinados tipos de bosques, títulos de deuda pública, acciones de la Corporación Nacional de Desarrollo y bienes inmuebles rurales afectados a explotaciones agropecuarias.
Colombia.-
Grava el Patrimonio neto localizado en Colombia de personas naturales y jurídicas. Se calcula tomando el patrimonio total bruto menos las deudas. Incluye los bienes en el exterior.
Tiene una tasa única del 1% para los patrimonios netos superiores a US$1,5 millones (aproximadamente). Los bienes que están exentos son: la primera vivienda del contribuyente por un valor de hasta $us.140.500 (aproximadamente).
Argentina.-
Se denomina “Impuesto a los bienes personales”. Grava el patrimonio bruto de personas naturales y jurídicas localizadas en Argentina. Incluye inmuebles, automóviles, billetes, cuentas corrientes bancarias, saldos de fondos comunes y otras inversiones no exentas, obras de arte, antigüedades, objetos del hogar y bienes en el exterior.
Para los bienes en Argentina la tasa impositiva va desde el 0,5% hasta el 1,25%. Para los bienes en el exterior varía entre el 0,7% y el 2,25%. Los bienes que están exentos son la vivienda del contribuyente por un valor de hasta $us.300.000 aproximado, los saldos a plazos fijo y cajas de ahorro, los títulos de deuda emitidos por el Estado y los bienes inmateriales como marcas y patentes
Venezuela.-
Denominado Impuesto a los Grandes Patrimonios. La Ley que lo crea ha sido publicada en la Gaceta Oficial No. 41.667, de 3 de julio de 2019, corregida mediante publicación en la Gaceta Oficial No. 41.696, de 16 de agosto de 2019.

----------------------------------------------------------------
De acuerdo a información del internet https://www.rodriguezc.com/17-claves-impuestopatrimonio-venezuela/, la misma se resumen en:
  • Son contribuyentes de este impuesto los sujetos pasivos especiales, naturales y jurídicos, cuyo patrimonio sea igual o superior a 150.000.000 de Unidades Tributarias (U.T.).
  • De acuerdo al criterio de territorialidad, los contribuyentes deberán cancelar este tributo considerando los siguientes aspectos:
    -Las personas naturales y jurídicas residentes en el país, por la totalidad del patrimonio, cualquiera sea el lugar donde se encuentren ubicados los bienes o se puedan ejercer los derechos que lo conforman.
    -Las personas naturales y jurídicas no residentes en el país, por los bienes que se encuentren ubicados en el territorio nacional, así como por los derechos que se puedan ejercer en el país.
    -Las personas naturales y jurídicas de nacionalidad venezolana no residentes en el país, por los bienes que se encuentren ubicados en el territorio nacional, así como por los derechos que se puedan ejercer en el país.
    -Cuando las personas no residentes en el país posean establecimiento permanente en el territorio nacional, serán además contribuyentes por la totalidad del patrimonio atribuible a dicho establecimiento.
  • Se considera que una persona natural es residente cuando:
    -Permanezca en el país por un periodo continuo, o discontinuo, superior a 183 días del período de imposición.
    -Se encuentra en el país el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos.
    -Tiene nacionalidad venezolana y es funcionario público, aun cuando sus actividades o intereses económicos se encuentre en el extranjero.
    -Tiene nacionalidad venezolana pero su residencia fiscal corresponde a un país de baja imposición fiscal, salvo cuando dicho país haya celebrado un acuerdo de intercambio de información tributaria con Venezuela.
  • Se presume que una persona natural es residente cuando:
    -Haya establecido su lugar de habitación o tenga una vivienda principal en el país.
    -Sea de nacionalidad venezolana.
    -Su cónyuge no separado legalmente o sus hijos menores de edad que dependan de él, hayan permanecido en el país por un periodo continuo, o discontinuo, superior a 183 días del período de imposición.
  • Se considera que una persona jurídica es residente cuando se produzca cualquiera de las siguientes causas:
    -Haya sido constituida conforme a las leyes venezolanas.
    -Tenga su domicilio fiscal o estatutario en el país.
    -Tenga su sede de dirección efectiva en el país.
  • A efectos de esta ley se consideran ubicados en Venezuela:
    -Los derechos sobre bienes inmuebles ubicados en el territorio nacional.
    -Las naves, aeronaves, buques, accesorios de navegación y vehículos automotores de matrícula nacional.
    -Las naves y vehículos de matrícula extranjera, que hayan permanecido en el país 120 días, continuos o discontinuos, durante el periodo de imposición.
    -Los títulos representativos del capital social o equivalente, emitido por sociedades venezolanas.
    -Las piedras preciosas, minerales, obras de arte y joyas
  • Algunos casos especiales de atribución de patrimonio son:
    -En los casos de arrendamiento financiero contratados con empresas regidas por la legislación que regula los bancos y otras instituciones financieras, el bien objeto de arrendamiento se atribuirá al arrendatario.
    -En los casos de contratos de fideicomiso, el bien objeto de fideicomiso se atribuirá al beneficiario.
    -En los casos de personas jurídicas, los bienes de uso personal de los accionistas se imputarán al patrimonio de la persona natural.
  • Una vez declarado el Patrimonio, su propiedad o posesión se presume para los periodos de imposición siguientes, salvo prueba de transmisión o pérdida.
  • Las exenciones de este impuesto son:
    -La República y demás entes político territoriales.
    -El Banco Central de Venezuela
    -Los entes descentralizados
    -La vivienda registrada como principal ante la Administración Tributaria.
    -Los efectos personales y del hogar, utensilios domésticos y demás bienes muebles de uso particular del contribuyente
    -Las prestaciones sociales y demás beneficios derivados de las relaciones laborales -Los bienes y derechos comunales
    -Los activos invertidos en actividades agrícolas, pecuarias, acuícolas, piscícolas y pesqueras utilizados a nivel primario.
    -La obra propia de los artistas mientras sean propiedad del autor
    -Los bienes situados en el país, pertenecientes a las misiones diplomáticas y consulares extranjeras, en la medida y con las limitaciones que establezcan los convenios internacionales aplicables y a condición de reciprocidad.
  • La base imponible del impuesto será el resultado de sumar el valor total de los bienes y derechos, excluidos los pasivos y el valor de las cargas y gravámenes que recaigan sobre los bienes, así como, los bienes y derechos exentos o exonerados.
  • La Administración Tributaria dictará las normas para la actualización del valor de los bienes y la implementación del impuesto a los grandes patrimonios dentro de los 60 días siguientes a la entrada en vigencia de esta Ley.
    Esto conllevará la preparación y actualización del valor de todos los bienes de los sujetos pasivos.
  • Se recomienda preparar hojas de trabajo donde se discriminen los activos por tipo, considerando una amplia descripción de los mismos, ubicación dentro de la empresa, valor histórico, valor ajustado por inflación fiscal, valor según VEN-NIF y valores de avalúo, así como sus correspondientes depreciaciones o amortizaciones, si proceden.
  • La alícuota impositiva estará comprendida entre el 0,25% y el 1,50% del valor del patrimonio neto. El Ejecutivo Nacional podrá establecer tarifas progresivas conforme al valor patrimonial. Desde la entrada en vigencia de esta Ley y hasta tanto el Ejecutivo Nacional establezca alícuotas distintas, será del 0,25%.
  • El impuesto se causará anualmente sobre el valor del patrimonio neto al 30 de septiembre de cada año. Se considera concluido el período de imposición cuando:
    -Se produzca la muerte del contribuyente.
    -Se extinga la persona jurídica o la entidad sin personalidad jurídica.
    -La persona o entidad sin personalidad jurídica, cambie su residencia al extranjero.
    -Cuando se produzca la transformación de la forma jurídica del contribuyente.
  • Las entidades públicas o privadas ante las cuales se registren, inscriban o depositen bienes muebles e inmuebles, deberán remitir a la Administración Tributaria la información que esta requiera acerca de dichos bienes.
  • El impuesto sobre el Patrimonio no es deducible del Impuesto Sobre la Renta (ISLR).
  • Los sujetos especiales declararán el valor patrimonial del que dispongan para el momento de la primera declaración (30 de septiembre de 2019), considerando las pautas de valoración básicas establecidas en la propia Ley y las emanadas del
    SENIAT.”
    -------------------------------------------------------------------------------------

    EUROPA

    España.-
    Se cobra a partir de 700.000€ con una exención por patrimonio inmobiliario de 300.000€.
    Francia.-
    Mediante el Impuesto de Solidaridad de Fortunas, con tasa de 0,55% a 1,80% y techo de €790000;
    Liechtenstein .-
    Con tasa de 0,07%
    Noruega .-
    Con tasas entre 0,9% y 1,1%[1]
    Suiza .-
    A nivel de algunos cantones y comunas.

    OTROS PAÍSES
    India .-
    Únicamente se aplica sobre bienes no productivos de renta (vehículos, joyas, inmuebles no alquilados, etc.

    CONCLUSIONES E INFORMACIÓN ADICIONAL.

    Como conclusión general podemos señalar que este tipo de impuesto es aplicado en muy pocos países del mundo y en muchos de los cuales no tiene gran incidencia económica a favor del Estado. Sin embargo, el mismo puede ser aplicado para recaudar recursos de las personas/empresas de mayores ingresos, para cubrir cierto tipo de gastos como bonos y otros a favor de la población de menos recursos económicos.
    Para una referencia más amplia del tema, se tiene el siguiente documento de trabajo en formato digital encontrato en el internet: “Impuestos a la Riqueza o al Patrimonio de las Personas Físicas con especial mención a América Latina y el Caribe”, de Juan Carlos Benitez y Fernando Velayos, enero 2018, Dirección de Estudios e Investigaciones Tributarias:


    https://www.ciat.org/Biblioteca/DocumentosdeTrabajo/2018/DT_01_2018_benitez_velayos.pdf


    El presente boletín es meramente referencial e informativo.
    No constituye informe legal alguno. Para ampliar consultas contactarse a
    info@lawfirm-gumucio.com